Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

Francisco Farreras en el Museo Salvador Victoria

 

Farreras. Museo Salvador Victoria

688 A. Relieve de maderas. 2005. 80 x 100 cm.

 

Museo Salvador Victoria, Rubielos de Mora (Teruel)

Inauguración, sábado 22 de octubre de 2016, a las 20h.

Exposición abierta hasta el 29 de enero de 2017.

 

Francisco Farreras en el Museo Salvador Victoria de Rubielos

 

 

Farreras. Proporción y contención

 

Cada obra que se muestra en esta exposición va unida a una conversación, a un encuentro entre el pintor y el que escribe este texto, ávido de comprender y conocer no solo la obra si no al ejecutor de la misma. Han pasado quince años desde un primer encuentro, cargado de amabilidad por parte de Farreras y de timidez por la mía, algo que no impidió aceptar la invitación de conocer su estudio.

En la planta más baja de su casa, con salida al jardín, se encuentra su estudio-taller. Y digo taller porque desde que en 1987 comenzó sus “relieves de maderas”, numerosos materiales y herramientas son necesarios para transformar unos cartones, unas tablas y unas cuerdas en una composición ordenada, donde la proporción y la contención crean el perfecto equilibrio. El autor llegó a esta etapa tras la experiencia de los “coudrages”, donde trabajó con maderas y telas cosidas, que le daban a las obras un volumen que hasta entonces no existía como realidad palpable. De estas etapas previas hemos querido mostrar en esta exposición dos obras de pequeño formato (collage de 1975 y coudrage de 1985), que sirven para comprender esos dos grandes pasos que tuvo que realizar Farreras para que sus obras no quedaran ancladas a dos dimensiones.

La obra de Francisco Farreras está llena de tensiones y fuerzas, como si cada pieza de madera buscara su propio espacio para encontrar la estabilidad y el reposo definitivo. Efectos que se ven acentuados con la iluminación vertical, un baño de luz que deja salir las diferentes tonalidades que se encuentran escondidas en la superficie. Tan importante es el modo de iluminarlas que siempre deja escrito en la trasera el modo de hacerlo, y solo siguiendo esta recomendación sus composiciones alcanzan la máxima expresión plástica.

La presente muestra está formada por una veintena de obras de pequeño y mediano formato. A excepción de las dos piezas ya citadas, recorren veinte años de trayectoria de uno de los principales protagonistas de siete décadas de la pintura en nuestro país. En ellas podemos distinguir las diferentes etapas de sus relieves: los contrastes entre zonas claras y oscuras de mediados de los noventa; sus azules y blancos de comienzos de dos mil; sus posteriores maderas en tonos tostados, donde los relieves son más planos; al año dos mil diez, cuando construye composiciones más límpias, desnudas, con una clara influencia oriental. En los tres últimos años ha realizado una serie de formato reducido en un intento de mayor simplificación: un par de elementos son suficientes para dar expresividad estética a cada una de las composiciones.

Javier Martín

Comisario de la exposición

 

 Farreras. Museo Salvador Victoria. coleccion ars citerior

Relieve de madera nº 7. 1994. 50 x 40 cm.

 

Biografía

 

Francisco Farreras  nació en 1927. Tras la guerra civil, se trasladó con su familia desde Barcelona a Murcia y más tarde a Tenerife. En Murcia estudió bajo la tutela del pintor Antonio Gómez Cano (1940) y posteriormente de la de Mariano de Cossío en la Escuela de Artes y Oficios de Santa Cruz (1941). En 1943 se instaló en Madrid. Realizó los estudios de Bellas Artes en la Escuela de San Fernando de Madrid, donde obtuvo el título de Profesor de Dibujo en 1949.

Francisco Farreras fue seleccionado para la I Bienal Hispanoamericana en 1951.  Realizó varios viajes a París entre 1952 y 1954, hospedándose en el Colegio de España de la Ciudad Universitaria. También viajó por esta época a Bélgica y Holanda. En 1955 realizó su primera exposición individual en la galería Biosca de Madrid. En 1956 ganó por concurso el proyecto y la ejecución de trece pinturas al fresco para los muros de la Capilla del Castillo de las Navas del Marqués (Ávila). Tras este período descubre las posibilidades plásticas que le ofrece el papel de seda y su uso para la realización de collages.

Participó en la mayoría de las muestras itinerantes organizadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores a través de Europa y América. Fue seleccionado por los Museos de Arte Moderno y Guggenheim de Nueva York, y la Galería Tate de Londres, para figurar en las muestras de pintura española que llevaron a cabo. En el año 1963 viajó a Escandinavia, a México, y más tarde se trasladó a Nueva York donde residió dos años.  Para el Pabellón Español de la Feria Mundial de Nueva York, realizó un gran mural-collage. Expuso en repetidas ocasiones en la galería Bertha Schaefer. Aunque ausente de España, se integró al grupo de artistas de la Galería Juana Mordó de Madrid, donde expuso repetidas veces. En 1966 regresó definitivamente a España.

Durante la década de los setenta participó en la muestra de artistas españoles que organizó el Museo de Arte Contemporáneo de México. Firmó contrato de exclusividad con la nueva galería Juana Mordó – Mendoza durante dos años (1975-1977). Expuso en la galería Trece de Barcelona y en el Museo de Arte Contemporáneo de la Jolla de California.

En el año 1982 realizó por encargo un gran mural-collage para el aeropuerto Madrid-Barajas. Este trabajo supuso la ruptura con el collage plano y la aparición de la tercera dimensión en sus obras. A mediados de la década de los ochenta confecciona los denominados “coudrages”, que fueron el paso intermedio para llegar a sus definitivos, reconocidos y reconocibles “Relieves de maderas”, que comenzó en 1986.

En 1990 realizó una exposición de relieves en la Galería Scheffel de Bad Homburg (Alemania). También llevó a cabo un mural-relieve para el Hotel Príncipe de Asturias en la Isla de la Cartuja de Sevilla. Durante la década de los noventa se sucedieron exposiciones individuales en Santander, Sevilla, Córdoba, Granada, Madrid, the Peyton Wright Gallery de Santa Fé (Nuevo México), Berlín, Munich y en el Viejo Ayuntamiento de Lahr (Alemania). En colaboración con la Galería Scheffel participó en 1994 en varias ferias internacionales: Colonia, Chicago, Frankfurt, etc. En 1995 su obra está presente en la feria de ARCO de Madrid con un relieve de gran formato, por el cual la Asociación de Críticos de Arte le concedió el segundo premio internacional como la mejor obra expuesta.

De octubre de 1999 a enero de 2000 realizó una retrospectiva en el Centro Cultural de la Villa de Madrid, por la que obtuvo la Medalla de La Asociación Madrileña de Críticos de Arte a la mejor exposición del año.

Con la entrada del nuevo siglo comenzó una nueva etapa, donde las piezas van perdiendo parte del volumen y abigarramiento central tan característicos de años anteriores. Expuso sus nuevos trabajos en Casa da Cerca-Centro de Arte Contemporáneo de Almada (Portugal), Museo de Arte Contemporáneo de Elche (Alicante), las Galerías Rayuela (Madrid), Echauri (Pamplona), Val i 30 (Valencia), Marita Segovia (Madrid), Van Dyck (Gijón), Prova de Artista de Lisboa (Portugal), Miguel Bombarda de Oporto (Portugal) y de nuevo con la Rieder de Munich.

En 2013 participó en los Escaparates de El Corte Inglés-Ámbito Cultural. Y un año más tarde expuso en las galerías madrileñas ArtePaso y Galería Odalys. En 2015 publicó un catálogo con los trabajos de pequeño formato realizados entre los años 2008 y 2014, usando los restos de cartones, cuerdas y maderas de otras obras ya realizadas en mayor formato en años precedentes, en un ejercicio de simplificación y reducción compositiva.

 

Farreras. Museo Salvador Victoria. coleccion ars citerior

1020 A. Técnica mixta. 2014. 17 x 15 cm.

 

imágenes gentileza del artista

 

 

 

 

 

Add a comment (3)

Adjuntos:
Descargar este adjunto (hoja de sala.pdf)hoja de sala.pdf[ ]212 Kb
Descargar este adjunto (Relación de artistas.pdf)Relación de artistas.pdf[ ]294 Kb

Vanidades - Intelecto - Espiritualidad

Exposición que tendrá lugar del 9 junio al 25 de septiembre de 2016 en el Centro del Carmen de Valencia.

Inauguración: Jueves 9 de junio  a las 20h.

Centro del Carmen, calle Museo, Valencia.

Comisario: Javier Martín.

Se editará un catálogo con el texto "Estirpe de coleccionista" escrito por el críitico e historiador Alfonso de la Torre.

"Existentes los coleccionistas desde tiempo inmemorial, no parece haber fuerza capaz de extinguirlos, antes aún: a pesar de ese estatus extraño, a medio camino entre la manía y la presumible locura por el objeto artístico, parecen ser considerados en nuestro tiempo con un aura especial.   Si en el pasado su existencia podía ser explicada como una rareza, casi como una anomalía, hoy su compañía parece aportar distinción a la monotonía de la rutinaria vida social". (Alfonso de la Torre: "Estirpe de colecccionista")


vanidades, intelecto, espiritualidad. ars citerior


Artistas participantes:

ALBANO - Mar ARZA - Elena ASINS - Marlon de AZAMBUJA - Waldo BALART - Manu BLÁZQUEZ - Bonifacio ALFONSO - Monika BUCH - Víctor CÁMARA - Rafael CANOGAR - Julián CASADO - Damián DÍAZ - DIS BERLIN - Eutiquio ESTIRADO - Carlos EVANGELISTA - Francisco FARRERAS - Inma FEMENÍA - Robert FERRER i MARTORELL - Hugo FONTELA - Pedro GARCÍA RAMOS - Pep GARRO - José Luis GÓMEZ PERALES - José GUERRERO - Josep GUINOVART - Joan HERNÁNDEZ PIJUAN - José María IGLESIAS - LIDÓ RICO - Guillermo LLEDÓ - Ángel LUQUE - Rafa MACARRÓN - Víctor MIRA - Antoni MIRÓ - Mitsuo MIURA - Manuel H. MOMPÓ - Pedro MUIÑO - Juan OLIVARES - Javier PALACIOS - José Miguel PEREÑIGUEZ - Guillermo PÉREZ VILLALTA - Ana PETERS - Águeda de la PISA - Manuel REY FUEYO - Manuel RIVERA - Jaume ROCAMORA - Javier ROMERO - Gerardo RUEDA - Ángeles SAN JOSÉ - Maya SARAVIA - Jordi TEIXIDOR - Gustavo TORNER - Joaquín VAQUERO TURCIOS - Vicente VELA - Salvador VICTORIA - Darío VILLALBA - José María YTURRALDE.


En la presente exposición hemos pretendido abarcar tres aspectos inherentes de la condición humana: las vanidades, el intelecto y la espiritualidad. 

El recorrido se ha dispuesto en tres secciones claramente diferenciadas. La primera es la del entorno del hombre, el paisaje de Folquer de Joan Hernández Pijuan  o Caja Rostroll de Josep Guinovart. Merece especial atención Fondo Mediterráneo VI, donde Vicente Vela nos muestra objetos que el hombre ha dejado a su paso.  Dentro de esta misma sección presentamos las obras dedicadas a las vanidades, donde queremos mostrar aquella parte más superficial de la condición humana, como en el lienzo Casanova de Dis Berlin

Si continuamos la exposición, llegamos a la manifestación más propia del hombre: la inteligencia. Aquí  apreciamos las obras monocromas de Ana Peters o la Praescriptura de Gustavo Torner.

El último trayecto de “Vanidades - Intelecto - Espiritualidad” finaliza como termina la vida del hombre: con la muerte y la esperanza. Estela de Rafael Canogar o la lumínica obra de José María Yturralde.

 


Add a comment (1)

NI CAUTIVOS NI DESARMADOS 

 

NI CAUTIVOS NI DESARMADOS

ARTE VERSUS POLÍTICA [o VIOLENCIA] EN LA ESPAÑA DEL SIGLO XX

(EN LAS COLECCIONES 9915 Y MARTÍNEZ GUERRICABEITIA)


COMISARIO: Alfonso de la Torre

Sala Martínez Guerricabeitia del Centre Cultural La Nau, junio - septiembre 2016
Inauguración: Martes 21 de Junio a las 19h

Centre Cultural La Nau, Sala Martínez Guerricabeitia

Fecha: Del 21 de junio de 2016 al 2 de octubre de 2016.

Horario:
De martes a sábado, de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 20:00 horas. Domingos y festivos, de 10:00 a 14:00 horas
  Lunes cerrado
 
Entrada libre
 
La exposición “Ni cautivos ni desarmados.  Arte, memoria y dolor (Versus política (o violencia) en/desde (la España del) siglo XX”, plantea, mediante este título largo y sonoro, reconocible aire de pasquín, un encuentro entre las colecciones de la Asociación de Coleccionistas Privados de Arte Contemporáneo, conocida como “9915” y la Colección Martínez Guerricabeitia.
 
 
A sabiendas de los contenidos de la colección que, pacientemente, fue reunida por el matrimonio Jesús Martínez Guerricabeitia y su esposa Carmen García Merchante,  una colección centrada en lo que entonces se llamaba “arte social”, expuesta hasta finales del mes de agosto en la Fundación Bancaja, esta exposición plantea una cierta evocación del espíritu de aquellos, una mirada, ahora desde nuestro tiempo, sobre algunas obras, nacionales e internacionales, que reflexionan sobre la violencia o el dolor contemporáneos.
 
En la sala de la Universitat de València, pueden contemplarse unas cuarenta obras (pinturas, esculturas, fotografía y vídeo) y un importante conjunto de fotografías que, procedentes de las colecciones antes citadas, plantean la vigencia de un arte que podría haberse seguido integrando en la colección Martínez Guerricabeitia.  A la par que subraya cómo el dolor, la reflexión en torno a la violencia, la atracción del horror, siguen siendos motores del arte en nuestro tiempo.  Cuatro capítulos presiden la exposición: “Silencio (y no)-Ir y venir”; “Historias”, “Eterno retorno y ahora” y “Capricho español (fotografía)”.
 
Algunas de las obras ahora expuestas en “Ni cautivos ni desarmados” son herederas directas del collage y el fotomontaje, que tan fértiles han resultado para el arte de nuestro tiempo, lográndose el encuentro de elementos poéticos dispares tanteando entre la oscuridad, sin esquivar el vértigo que se deriva de dichas asociaciones entre la irrealidad de lo concreto.  Palpando abismos.
 
 
Alfonso de la Torre
Comisario de la exposición
 

Add a comment (0)

HIPOCAMPS


Museo de la Universidad de Alicante (MUA), del 27 de octubre al 8 de enero de 2017

Inauguración jueves 27 de octubre a las 19h.

Comisarios: Cristina Agàpito y Javier Martín

 

Hipocamps. coleccion ars citerior. coleccion olorvisual

 

El proyecto expositivo Hipocamps reúne obras de arte contemporáneo unidas por recuerdos generados por el sentido del olfato. Las personas distinguimos más de 10.000 olores y recordamos el 35% de lo que podemos oler. Estamos hablando pues de un campo muy amplio de objetos y situaciones que nos pueden llevar a un recuerdo olfativo, frecuentemente atado a nuestra infancia y que a veces teníamos casi olvidado.

Son muchos los elementos anatómicos de nuestro cerebro que se encuentran relacionados con el recuerdo de un olor: en primer lugar, el bulbo olfativo distribuye la información olfativa al sistema límbico; el siguiente paso es la conexión del aroma percibido con una emoción, y de ello se encarga la amígdala cerebral; y por último se produce el proceso de relacionar este olor con un recuerdo en la memoria, función del hipocampo.

Con obras procedentes de los fondos de colección olorVISUAL y colección Ars Citerior, se ha llevado a cabo un meticuloso estudio de coincidencias olfativas en las obras pictóricas, que ha dado como resultado la selección de obras que podemos ver en esta muestra. En el caso del coleccionista y perfumista Ernesto Ventós, de colección olorVISUAL, las obras han sido adquiridas desde un principio porque le despiertan su memoria olfativa. Porque el hilo conductor de la colección es el olor y la capacidad de las obras de despertar un recuerdo. En el caso de Javier Martín, de Ars Citerior, el proceso ha sido a la inversa, es decir, el coleccionista ha realizado un visionado muy rápido, de un segundo por obra, para seleccionar aquéllas que relaciona con un recuerdo olfativo, algo a lo que ya había prestado atención por el hecho fisiológico de haber ido perdiendo parte del olfato, en el decurso de los años.

Finalmente, el nexo de unión de las obras es a través de las Notas Olfativas, el llamado “alfabeto” de los creadores de esencias, que a la vez se acompañan con su color representativo dentro del sistema de identificación cromática Pantone. A la vez, cada nota olfativa la describimos con las materias primas que la forman, siendo la composición y equilibrio de éstas las que dan lugar a un acorde. De la misma manera, la unión equilibrada y perfecta de las obras de las dos colecciones nos dan como resultado todos estos acordes que os presentamos a continuación.

 

Cristina Agàpito

Comisaria de la exposición

 

Exposición colectiva con la participación entre otros de:

Albano Hernández - Elena Alonso - José Luis Alexanco - Waldo Balart - Monika Buch - Miguel A. Campano - Anthony Caro - Calo Carratalá - Eduardo Chillida - Dis Berlin - Evru - Juan Manuel Fernández Pera - Robert Ferrer i Martorell - Hugo Fontela -  Cristina García Rodero - Pep Garro - Joan Hernández Pijuan - Alex Jasch - Antoine Laval - Antonio Murado - Maya Sarabia - Danie Verbis - José María Yturralde. 

 

 

 

Add a comment (1)

Arte sonoro en España, 1961-2016

Fundación Juan March.

Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca (16 de junio al 18 de septiembre de 2016).

Inauguración: jueves 16 de junio de 2016.

La exposición Arte sonoro en España (1961-2016) pretende mostrar los orígenes, la diversidad de trayectorias y la vitalidad del arte sonoro realizado en nuestro país desde 1961 hasta nuestros días. Mediante la amplitud y variedad de las obras escogidas y un extenso material documental, la exposición quiere hacer visible (y sobre todo audible) el sonido organizado con criterios artísticos en nuestro país, incluso en unos tiempos (las décadas de los 60 y los 70) en los que el propio término "arte sonoro" no había sido aún enunciado como tal.

Más de una veintena de instalaciones sonoras, esculturas, vídeo-instalaciones y obras de encargo (de Xabier Erkizia y Juanjo Palacios, quienes realizarán sendas "fonografías" en Palma y Cuenca, respectivamente), además de una cuidada selección documental que incluirá objetos, ediciones, vinilos, casetes y una variada documentación impresa y fotográfica.

Arte sonoro en España (1961-2016) tiene, pues, una peculiaridad: que las obras sonoras, piezas, instalaciones y la documentación audiovisual e impresa que la componen no se presentarán en espacios expositivos aislados (como los habitualmente dedicados a muestras temporales), sino que se insertarán primero en los espacios de los museos de Palma y Cuenca ocupados habitualmente por las obras de la colección de arte contemporáneo de la Fundación Juan March, con las que convivirán temporalmente. La exposición quiere mostrar así la práctica artística sonora de autores que fueron estrictamente contemporáneos a los artistas representados en ambas colecciones, así como la obra sonora, poco conocida, de alguno de estos últimos, y también la de creadores de las generaciones más recientes.

Si, en ciertos casos, el uso del sonido estuvo presente en la obra de algunos de los artistas de la colección de la Fundación Juan March, como Ferran García Sevilla (en el contexto del arte conceptual), en otros hubo una relación clara con la vanguardia musical experimental (como es el caso de algunas obras de Martín Chirino o el de los artefactos de Manuel Millares, expuestos en una muestra compartida con el grupo ZAJ en el año 1965). Por lo demás, otros casos, como los de Eusebio Sempere o José Luis Alexanco son paradigmáticos entre aquellos artistas de las décadas de los 60 y los 70 que, no entendiéndose como "artistas sonoros", sin embargo han formado parte de la historia del sonido y de su relación con las artes en España. Ellos iniciaron los primeros tanteos interdisciplinares con otras propuestas experimentales y, con el tiempo, posibilitaron el hábito y la comprensión del arte sonoro en el contexto de las instituciones y colecciones de arte contemporáneo. una línea en la que cabe incluir también algunos de los trabajos de Juan Navarro Baldeweg o Enrique Salamanca.

(nota de prensa de la Fundación March)



Luis Lugan. Grifos sonoros. 1972

Add a comment (0)

Hernández Pijuan  - Sempere. Signo y Línea en el Paisaje

 

Fundación Museo Salvador Victoria, Rubielos de Mora (Teruel).

Exposición: Hasta el 2 de julio de 2016.

9 de abril, 20 h: Charla-coloquio con Elvira Maluquer, Vda. de Joan Hernández Pijuan y comisaria de exposiciones, y Javier Martín, comisario de la exposición y director de la colección Ars Citerior.

 

 

Hernandez Pijuan-Sempere. Signo y linea en el paisaje. coleccion ars citerior

 

 

 Nota de prensa emitida por la Fundación Museo Salvador Victoria.

Rubielos de Mora, abril de 2016.

 

LAS OBRAS DE HERNÁNDEZ PIJUAN Y DE SEMPERE, EN EL MUSEO SALVADOR VICTORIA DE RUBIELOS DE MORA

El coleccionista Javier Martín ha seleccionado 24 cuadros, algunos de ellos nunca expuestos, en "Signo y línea en el paisaje"

El Museo Salvador Victoria acoge hasta el 2 de julio una exposición de los artistas Joan Hernández-Pijuan y Eusebio Sempere, 24 obras que el coleccionista y comisario de la muestra, Javier Martín, ha reunido bajo el título "Signo y línea en el paisaje". La forma de mirar y plasmar el entorno de estos pintores será uno de los temas centrales del coloquio entre Elivira Maluquer, viuda de Hernández Pijuan, y Javier Martín, que coordinará el nuevo director del Museo, Ricardo García Prats, el próximo sábado, 9 de abril, a las 20 horas, en Rubielos de Mora, Teruel.

Martín ha seleccionado estas piezas de la colección Ars Citerior, datadas desde 1974 a 2004, porque reflejan la admiración que Hernández Pijuan y Sempere sentían por los paisajes que les acompañaron a lo largo de su vida. Se trata de 24  óleos, gouaches, serigrafías y un aguafuerte y aguatinta, de tamaño pequeño o mediano en los que la naturaleza se muestra a través de las manos de estos pintores, que aunque no son de la misma generación, sí que compartieron etapas creativas, como apunta Javier Martín: "Los dos vivieron el momento de la abstracción y la época en que se estaba gestando el Museo de Cuenca".

Al menos siete de las 24 obras nunca han sido expuestas ni tampoco se han reunido conjuntamente, sin embargo, como señala Javier Martín "queríamos rendir un homenaje en el Museo de Salvador Victoria, que fue compañero de ambos, ya que en 2015 se cumplieron 30 años del fallecimiento de Sempere y 10 años del de Hernández Pijuan". 

La viuda de Salvador Victoria y gestora del legado del pintor de Rubielos de Mora, Marie Claire Decay, destaca la gran calidad de las obras expuestas: "Lo bonito de estos pintores es que puedes ver sus cuadros tanto de lejos como de cerca, porque estaban perfectamente pintados, eran artistas con una formación técnica exquisita", señala.

Joan Hernández Pijuan (Barcelona 1931-2005) escribió en el año de su fallecimiento "que se trata de convertir el paisaje en algo que uno mira", algo que el miró desde niño en la comarca de La Segarra y años más tarde, en la de la Noguera leridana. Esas vistas marcaron la estética del artista, hoy presente en los principales museos de España, como el Reina Sofía, el MACB y el Museo Abstracto de Cuenca, y en otros espacios como el Guggenheim de Nueva York, en museos europeos y japoneses.

Para Eusebio Sempere (Onil 1923-1985), escultor y pintor, el paisaje también fue una materia prima indispensable para su inspiración. Así, las huertas y las palmeras de su Alicante natal se fueron sucediendo con los horizontes castellanos y también con los aragoneses, que conocía bien gracias a su amigo y colaborador, el serígrafo turolense Abel Martín, con quien recorrió la sierra de Gúdar, el Maestrazgo... Sempere a pesar de su ceguera de un ojo, supo plasmar las infinitas tonalidades de la monocromía, como muestran algunas de las obras de esta exposición. Entre los muchos reconocimientos que recibió está el Premio Príncipe de Asturias a las Bellas Artes, y hoy su obra es referencia en museos como el Reina Sofía, el IVAM, el Museo de Arte Moderno de Barcelona, el de Arte Abstracto de Cuenca, el MOMA de Nueva York o el Museo de Hamburgo, entre otros.

 

Disfrutar del paisaje abstracto en el museo Salvador Victoria

Monocromías, líneas con una perfección ajustada a la intención del artista, trazos que son lirios entre la masa y el vacío, mallas, campos de cereal, los campos y la vida reflejada a lo largo de las cuatro estaciones... Paisajes que Hernández-Pijuán y Sempere capturaron en los 24 cuadros expuestos, obras que hoy siguen capturando también la mirada de quien los observa.

Esta muestra temporal, la número 36 del Museo Salvador Victoria de Rubielos de Mora (Teruel), puede visitarse los sábados en horario de 11 a 14 horas y de 16.30 a 19.30 horas, y los domingos, de 11 a 14 horas, hasta el 2 de julio.

 

 

 

Add a comment (1)

En un silenci quiet. Paisatges


en un sileci quiet. paisatges

“Hay otros mundos, pero están en este”

Paul Éluard


En torno al paisaje contemporáneo hemos reunido obras de treinta y nueve pintores que han tratado este tema tan clásico. En algunos autores ha sido de manera puntual, como es el caso de Gerardo Aparicio, Víctor Cámara, Eutiquio Estirado, Lidó Rico o Ramón Urbán. Para otros ha sido una investigación constante: Calo Carratalá, Dis Berlin, Damián Flores, Emilio González Sainz o Joan Hernández Pijuan.

En la muestra En un silenci quiet. Paisatges, están representados artistas de larga trayectoria, como Francisco Farreras o Ramón Cascado. Y autores jóvenes como Albano, Elena Alonso o Rafa Macarrón.

La datación de las obras va desde 1961 (el óleo de Manuel H. Mompó), hasta 2015 (el aluminio de Marlon de Azambuja). También es muy variado el estilo pictórico: el lirismo de Salvador Victoria, la geometría de Robert Ferrer i Martorell, la objetualidad de Guillermo Lledó, la espacialidad de José María Yturralde.

Para esta ocasión hemos contado con los fondos de la Colección Ars Citerior Comunidad Valenciana. De ella hemos escogido paisajes sosegados y tranquilos, aunque en alguna de las obras haya quien encuentre elementos que puedan inquietarle.

Para leer más : Texto completo

en un silenci quiet. paisatges. inauguracion coleccion ars citerior. llotja sant jordi

 

Lugar: Llotja de Sant Jordi, Alcoi

Inauguración: Jueves 7 de abril de 2016 a las 20h.. Abierto hasta el 29 de mayo.

Comisario: Javier Martín


Artistas participantes:

José AGULLÓ - ALBANO - Elena ALONSOGerardo APARICIO - Marlon de AZAMBUJA Tania BLANCO - Alejandro BOTUBOL - Joan BOY - Víctor CÁMARA - Calo CARRATALÁ - Ramón CASCADO - DIS BERLIN - Lourdes CASTRO CERÓN - Eutiquio ESTIRADO - Francisco FARRERAS - Juan Manuel FERNÁNDEZ PERA - Robert FERRER i MARTORELL - Damián FLORES - Diana GARCÍA ROY - Pep GARRO - Gerardo GIMONA - Emilio GONZÁLEZ SAINZ - Joan HERNÁNDEZ PIJUAN - José LEGUEY - LIDÓ RICO - Guillermo LLEDÓ - Rafa MACARRÓN - Antoni MIRÓ - Manuel H. MOMPÓ - Pedro MUIÑO - Amadeo OLMOS - Sara QUINTERO - Alberto REGUERA - SEÑOR CIFRIÁN - Beatriz SAENZ - Ramón URBÁN - Salvador VICTORIA - José María YTURRALDE - Jesús ZURITA.


en un sileci quiet. paisatges

Llotja de Sant Jordi, Alcoi

Add a comment (0)

Hernández Pijuan - Sempere. Signo y Línea en el Paisaje


Hernandez Pijuan-Sempere. Signo y linea en el paisaje. coleccion ars citerior

Hernández Pijuan - Sempere. Signo y Línea en el Paisaje

 

“Pintar la naturaleza no es copiar un objeto,
 es la realización de una sensación”
Paul Cézanne

 

Para Joan Hernández Pijuan y Eusebio Sempere, el paisaje siempre estuvo fuertemente unido a su trayectoria artística. Durante sus primeras etapas figurativas, el pintor barcelonés realizó obras como Paisatge d´Horta de 1950; el de Onil paisajes de palmeras y en 1949 la acuarela Paisaje, con claras influencias de Paul Klee.

En la década de los sesenta, ya dentro de la abstracción lírica, Sempere profundiza en el tema del paisaje, castellano principalmente. También hizo referencia a las tierras aragonesas, como consecuencia de sus visitas veraniegas a la población turolense de Mosqueruela, lugar de origen de Abel Martín, pintor, amigo y serigrafísta de la obra gráfica de Sempere. Paisaje Aragonés, de 1964, sería un ejemplo. Solo en 1962  llegó a realizar más de veinte paisajes. Tres años más tarde pintó Paisaje lluvioso, Paisaje de junio y Campo de mimbre[1], donde podemos apreciar la bella gama cromática utilizada, esos verdes de los que habló el pintor Fernando Zóbel:”Sempere consigue unos verdes saturados, húmedos, que no tienen precedente en toda la historia de la pintura[2]. Es la época de sus viajes a la ciudad de la Casas Colgadas, de los preparativos para la inauguración del Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca[3], y de la adquisición de una casa en la parte alta de la ciudad natal de su buen amigo Gustavo Torner. También en 1965 ingresó en la galería Juana Mordó, y para ella realizó su primera carpeta de serigrafías: Las cuatro estaciones, estampada por Abel Martín, quien llegó a realizar para el pintor cinético más de doscientas serigrafías durante toda su trayectoria artística. La carpeta, editada por Mordó, estaba acompañada por textos de Pedro Laín Entralgo[4].

A partir de 1966 comenzó una larga etapa en la que la geometría toma posesión de la obra, en detrimento de aspectos más líricos y poéticos, aunque con paréntesis como el de 1969 con la carpeta Cuando estuvo en Cuenca D. Luis de Góngora, donde podemos apreciar los colores del paisaje conquense.

En los años setenta realizó una decena de obras de carácter paisajista, todas ellas sobre tabla, en las que predomina el formato cuadrado, dividido ópticamente en cuatro cuadrantes delimitados por las rayas finas del gouache; son composiciones con líneas de horizontes claros, colores terrosos y cálidos en la parte inferior, y claros en la superior, en las que en ocasiones aparecen formas que recuerdan el Sol, la Luna o el Arco Iris, un buen ejemplo son Paisaje amarillo (1976); Horizontes y El día, la noche, la tierra (1978); y El día y la noche (1979).  También vemos las líneas del horizonte en composiciones monocromas, como en Espacio Ocre de 1977, donde nos sugiere un paisaje más geometrizado. En diciembre de ese mismo año termina la carpeta de serigrafías La Alhambra. Durante su estancia por unos días en el Carmen de la Fundación Rodríguez-Acosta de Granada, pensó cómo iba a ser la edición, y una mañana le comunicó a su director: “Ya sé que voy pintar: La Alhambra por dentro y por fuera[5]. De las nueve serigrafías que confroman la carpeta,  cuatro están inspiradas en los entrecruzados múltiples de la ornamentación árabe de lacería, las cinco restantes son interpretaciones de paisajes, son campos de la Vega y jardines y fuentes del Generalife. El título de las mismas son esclarecedores: Estanque, Generalife, La Vega, Sierra Nevada y Nocturno.

Un año más tarde realizó otra carpeta con referencias al paisaje: Homenaje a Gabriel Miró[6], de la que presentamos en esta exposición De los valles y mesetas del horizonte montañoso. También en los gouaches de carácter místico inspirados en los escritos de Juan de la Cruz, como en la tabla Y no queráis tocar nuestros umbrales de 1979, está presente el paisaje, en este caso más luminoso, más atmosférico y espiritual.

Hernández Pijuan, tras dejar atrás una etapa de investigación pictórica basada en la relación espacio-objeto, en la que convirtió en imagen elementos como el huevo, las tijeras, la regla o la cinta métrica, llegó al paisaje a principios de los setenta. Realizó la serie Acotacions, obras monocromas de sutiles gradaciones verdes, paisajes de la población de Folquer[7] que el autor interiorizó y plasmó sobre la tela de manera minuciosa, con pinceladas cortas y sucesivas, llegando a provocar la sensación de la insignificancia que tiene del hombre ante la naturaleza. En alguna de las composiciones pintó en su centro una centenaria encina, la que podía ver desde su estudio a través de la pequeña ventana que daba a la Sierra de Comiols[8]. En 1976 estampó Proyectos para un paisaje[9] y diez aguafuertes y aguatintas para La Polígrafa, donde el color es capaz de crear  una atmósfera cálida y profunda, al igual que en el aguafuerte y aguatinta Doble paisatge de 1977[10].

En el verano de 1980, en su estudio de la Casa Gran de Folquer, realizó dos pequeños óleos preparatorios para el gran formato Tríptic de Montargull, a los que tituló Colors per tríptic de Montargull (1) y (2), piezas que hacen clara referencia al paisaje de la pequeña localidad leridana del mismo nombre. Paisajes de pinceladas de óleo de color amarillo-ocre, como los campos de cereales presentes en esta comarca de la Noguera, que nos hipnotizan hasta hacer difícil apartar la mirada.

Durante los años 1981 y 1982 desarrolló una serie donde la verdadera preocupación del autor fue la disposición del color sobre el soporte. Estas composiciones, realizadas con un gesto contenido, las englobamos bajo el nombre de Bougainvilleas. Son años donde la familia Hernández-Maluquer pasó parte de los meses estivales en la población mallorquina de Son Servera[11]. Los azules y violetas típicos de esta planta están en íntima relación con la paleta del pintor.

En los años que transcurrieron de 1980 a 1983, Sempere pintó otras dos series de Las cuatro estaciones, la primera entre 1980 y 1981 sobre tabla y raya fina de gouache. La segunda hacia 1982-1983,  última obra que realizó en su vida sobre cartulina Canson, de raya ancha, con los colores característicos que las diferentes temporadas dan a los campos y al cielo. Las líneas horizontales, con sus formas rítmicas unidas a los cambios cromáticos, nos hacen intuir el horizonte; y la sucesión zigzagueante de las líneas nos insinúa los campos cubiertos de trigo en verano. Los colores van desde el blanco-gris del firmamento en invierno, al verde húmedo de la primavera[12].

Si para Sempere los primeros años de la década de los ochenta son el fin de su carrera debido a su enfermedad y fallecimiento en 1985, para Hernández Pijuan es el arranque de una nueva etapa, tal vez la más conocida por el gran público. El pintor de Folquer en los veranos de principios de los ochenta desplazó su estudio a una de las plantas inferiores de la Casa Gran, donde ya no le era posible observar el paisaje de manera directa. Desde este nuevo emplazamiento nos habló de la memoria de un paisaje sintetizado en signos. Las mallas, los caminos, la morera, el ciprés o las nubes serán sus referentes. Y el Iris de Pascua, que el pintor realizaba cada primavera, coincidiendo con la floración de este lirio en las laderas de los caminos durante los meses de abril y mayo, siendo la serie más íntima del pintor. En 1984 realizó la serigrafía para la carpeta homenaje a Fernando Zóbel, fallecido en junio de ese mismo año[13]. El signo utilizado fue una flor de un solo trazo. A la obra estampada la tituló En gris para Fernando.

Con la llegada de los noventa, el pintor silencioso y de silencios trabajó sobre grandes superficies y sin apenas elementos iconográficos. A partir de una masa central de óleo y esmaltes industriales, el autor esparcía la materia y la modulaba sobre la tela, dejando zonas muy densas en el centro y otras sin apenas textura, en los bordes del lienzo. La luz y la oscuridad se disputan el espacio ocupado y el vacío. Toda esta superficie es surcada por líneas que se entrecruzan a modo de malla metálica o de caminos encontrados. La memoria del paisaje dominó en su producción hasta el final de sus días, siendo imposible desligarla de las comarcas de la Noguera y la Segarra. “Diría que un paisaje debe comportar  ya una forma de ser y por tanto una manera de vivir”[14], declaró a mediados de esta década. Hernández Pijuan supo transmitirnos como nadie su memoria del paisaje, de tal modo que muchos de sus estudiosos han descubierto el suyo propio después de haber conocido su obra. “No conocía esas tierras y viniendo, pasada Cervera, es como si me encontrase dentro de tus cuadros[15], con estas palabras transmitió Remo Guidieri la sensación experimentada en su viaje a la Segarra.

En 2005, año de su fallecimiento, pintó obras que denominó Acotacions, como una mirada  atrás, volviendo a los títulos de los setenta. En sus  últimos óleos utilizó el color blanco como fondo, y sobre éste extendió una mancha negra, rotunda y dramática, como presagio de un final próximo. En una de sus últimas reflexiones escribió: “podría decir también que se trata de convertir el paisaje en algo que uno mira“[16].

Javier Martín



[1] Pertenecientes los tres a la Fundación Juan March.

[2] Cuadernos Guadalimar, nº 1, Madrid, 1977, p.70.

[3] Inaugurado el 1 de julio de 1966.

[4] La edición es de 50 ejemplares sobre cartulina Canson de color negro de 59 x 44 cm. La galerista Juana Mordó se comprometió a pagar los estuches de las carpetas. Pero al enterarse del precio, se negó y Sempere tuvo que correr con el coste de las tintas, las cartulinas Canson y finalmente los estuches, con lo que no le quedó dinero para pagar el trabajo de estampación a Abel Martín. El título de la carpeta viene dado por el recuerdo de la obra homónima del compositor Antonio Vivaldi.

[5] Conversación con Miguel Rodríguez-Acosta, el 27 de enero de 2006, en la Fundación Rodríguez- Acosta, Granada. Carpeta de nueve serigrafías con una tirada de 110 ejemplares, con nueve fragmentos de casidas arábigoandaluzas. Estampadas por Abel Martín, la edición corrió a cargo de la Fundación Miguel Rodríguez-Acosta. Según el autor era la mejor carpeta que había realizado hasta ese momento. Diseño y encuadernación a cargo de Jaume y Jordi Blassi. En la edición colaboró la Fundación Juan March.

[6] Carpeta compuesta de ocho serigrafías, texto de Gabriel Miró y poema de Gerardo Diego, con una tirada de 99 ejemplares. Editada por la Galería Italia de Alicante. Sus títulos: De los valles y mesetas del horizonte montañoso, Casa grande y blanca, Crecieron llamas nuevas y libres, Ya tenían los almendros hoja nueva, El ciprés más recto y sensitivo, Allí el paisaje es muy quebrado, Aparece un árbol y Quedó la noche desolada.

[7] Folquer es una población al norte del término municipal de Artesa del Segre, en la comarca de la Noguera (Lleida).

[8] Espai 1:80 y Espai verd amb un arbre, ambos de 1974, son dos buenas representaciones de estos años.

[9] Litografías editadas por el Grupo 15 de Madrid.

[10] Estampada por Pere Puiggros en Taller 74 de Barcelona.

[11] Bougainvillea, Recorreguts o Bougainvillea a Son Servera, se encuentran entre los lienzos de gran formato más destacables de esta época.

[12] Estos últimos gouaches sirven para la edición póstuma de la obra grafica Las cuatro estaciones, editada por Abel Martín en 1988. Edición de 175 ejemplares en números árabes y 175 en números romanos, acompañados de cuatro serigrafías con la partitura de la obra homónima de Vivaldi. La estampación se realiza en Serigrafía Ibero-Suiza de Valencia, bajo la supervisión de Abel Martín. Realizadas sobre papel acuarela de 65 x 49 cm. La carpeta incluye un texto de Vicente Aguilera Cerni.

[13] Carpeta compuesta por ocho serigrafías de los autores Guerrero, Hernández Pijuan, Laffón, Lorenzo, Mompó, Rueda, Sempere y Torner. Editada por la Fundación Juan March. Tirada de 250 ejemplares.

[14] Conferencia de Hernández Pijuan en Les Pallargues, Segarra, 1994.

[15] Texto elaborado a partir de unas palabras pronunciadas en Les Pallargues, en La Segarra, con motivo de unas jornadas sobre arte durante el otoño de 1994.

[16] Joan Hernández Pijuan: “El Paisaje que uno mira”, Folquer, 2005.

 

Add a comment (0)

Michavila: geometria i ecologia

Exposición retrospectiva sobre Joaquín Michavila ( L´Alcora, Castellón, 1925), comisariada por Pascual Patuel. Sala Martínez Guerricabeitia del Centre Cultural La Nau, del 16 de febrero al 22 de mayo 2016.
 
La Nau inaugura, el martes 16 de febrero, a las 19 horas, la exposición ‘Michavila: Geometría y Ecología’, una monográfica que recoge una selección de 30 obras, de instituciones públicas y colecciones privadas, que abarcan los dos periodos principales del artista valenciano: la geometría y el paisajismo protagonizado por la serie del Lago.
 
 
michavila. geometria i ecologia
El Llac. 2004. 81 x 100 cm.

Add a comment (1)

Hernández Pijuan - Sempere. Signo y Línea en el Paisaje

 

Hernandez Pijuan-Sempere. Signo y linea en el paisaje. coleccion ars citerior. coleccion ars citerior

Petit blanc i arbre. 2002. Joan Hernández Pijuan

(imagen gentileza familia Hernández-Maluquer)

 

Lugar: Museo Salvador Victoria, Rubielos de Mora (Teruel)

Fecha de inauguración: sábado 9 de abril de 2016 a las 20h

Comisario:  Javier Martín

Mesa redonda el día de la inauguración formada por Elvira Maluquer y Javier Martín

 

 

 

 

Add a comment (1)

Adjuntos:
Descargar este adjunto (Desde el jardín.pdf)Desde el jardín.pdf[ ]283 Kb

Desde el jardín

Como cada primavera he brotado para acompañar durante unas semanas al pintor que tanto me ofreció. Esta Pascua he sido el primero en salir, en pocos días toda mi familia llenará los laterales de los caminos de este valle y, como no, este pequeño recinto de paredes de piedra donde me encuentro año tras año. Mientras la naturaleza sea benigna conmigo, seguiré a los pies de esta sencilla estela que recuerda a aquel que hizo de mí una flor inmortal. Tal vez menos conocida que la morera, el ciprés, el cerezo o la encina, pero con el honor de poder decir que fui su flor más íntima, la que menos llegó al gran público, pero la que pintó con trazos más sensibles y delicados.

Desde el recinto sin techo que habito, con estas líneas, he querido homenajear a un hombre tímido, pero valiente, que no dejó de buscar su camino hasta que lo encontró aquí, en esta pequeña población de Folquer.

Javier Martín
Abril 2015

 

 iris de pascua. joan hernandez pijuan. javier martin. coleccion ars citerior

Iris de Pascua. 1994

Joan Hernández Pijuan

(Barcelona, 5 de febrero de 1931 – 28 de diciembre de 2005).

(imagen gentileza familia Hernández-Maluquer)

 

Add a comment (4)

Tomás García Asensio. Nueva página web

El pintor geométrico Tomás García Asensio ha renovado su página web, donde se puede apreciar la evolución y trayectoria del artista.

http://www.tomasgarciaasensio.com/

 

 

Tomás García Asensio nació en Huelva, en 1959 se trasladó a Madrid para cursar estudios en Bellas Artes. A finales de los sesenta participó, en el inaugurado Centro de Cálculo de la Complutense, en los Seminarios de Generación Automática de Formas Plásticas junto a José Luis Alexanco, Manuel Barbadillo, Eusebio Sempere y  José María Yturralde, entre otros. Ha sido profesor titular en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, donde se doctoró en 1992. Ejerció de dibujante humorístico a principios de los setenta principalmente en la revista Triunfo, bajo el seudónimo de Saltés, en recuerdo de la pequeña isla fluvial localizada en la ría de Huelva. Actualmente, además de seguir ejerciendo de pintor, escribe sus reflexiones sobre la vida que le rodea en http://salterio.blogspot.com.es/.

Estudioso del color, ha trabajado en las denominadas estructuras cromáticas paradigmáticas, donde la combinación de los 6 colores paradigmáticos da lugar a 64 combinaciones o estructuras paradigmáticas: 1 Nulocromía, 6 Monocromías, 15 Bicromías, 20 Tricromías, 15 Tetarcromías, 6 Pentacromías y 1 Exacromía.

Add a comment (1)

Subcategorías