Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

Bonifacio Alfonso. Biografía

Bonifacio Alfonso. Biografía

Bonifacio Alfonso Gómez Fernández (San Sebastián, 1933 - 2011). Aficionado al dibujo desde su infancia, el inicio de su trayectoria artística se sitúa en 1955, una vez que abandona su incipiente carrera como torero. Ese año obtiene el primer premio en un concurso de pintura en San Sebastián con una composición de influencia cubista, lo que le anima a ingresar en la Escuela de Artes y Oficios, de la que pronto es expulsado. Tras diversas y dispares ocupaciones, comienza a trabajar como dibujante en un estudio de publicidad. Su amistad con el pintor Julio García Sanz le permite depurar los rudimentos de su oficio pictórico. En 1958 celebra su primera exposición individual, que tiene lugar en el Ateneo de Guipúzcoa de San Sebastián. Tras una corta experiencia parisina, en la que conoce a Mompó, Cuixart y Saura entre otros, se instala en Bilbao, donde entra en contacto con la galería Grises, espacio en el que habitualmente exponen en la capital vizcaína los artistas de El Paso, y donde presenta varias individuales en la segunda mitad de la década de los 60. Son años en los que cultiva una abstracción informalista que tiende a ocupar toda la superficie pictórica con amplias manchas de tonos austeros, dispuestas sobre fondos predominantemente blancos. Animado por Fernando Zobel, en 1968 decide trasladarse a Cuenca, donde entabla una estrecha relación profesional con Antonio Lorenzo, que le introduce en las técnicas del grabado. Su estilo vira hacia una convulsa figuración de dibujo rotundo, que puebla tanto sus óleos como sus estampaciones de criaturas biomórficas, directamente inspiradas en una amplia colección de insectos que acapara en su estudio, relacionadas en el plano formal con las obras de Arshile Gorky, Matta o Wilfredo Lam. En 1970 firma un contrato con la galería Juana Mordó, a la que queda vinculado hasta comienzos de la década de los 90. Durante los años 70 su pintura se enriquece; sin renunciar al valor gráfico del dibujo, refuerza la intensa carga emocional que se desprende de sus obras mediante una mayor atención al tratamiento cromático de sus composiciones, más evidente en las figuras que en los fondos. Tras una breve etapa de mayor abigarramiento en sus trabajos, que coincide con prolongadas estancias en México, en 1989, año en que traslada su residencia a Madrid, recibe el encargo de diseñar veintiséis vidrieras para la Catedral de Cuenca, en un proyecto en el que también son invitados a participar, entre otros, Gerardo Rueda y Gustavo Torner. Con más de una treintena de ediciones originales, la calidad y originalidad de su producción le hacen valedor del Premio Nacional de Grabado, concedido por la Calcografía Nacional en 1993. Aunque muy volcado con su producción gráfica en los últimos años de la década de los 90, no deja de experimentar cambios en su quehacer pictórico, que progresivamente ha ganado en serenidad compositiva, a la par que ha retomado las sendas del color.

Powered by Bullraider.com