Mirar un cuadro de Enrique Brinkmann: Estampa japonesa

    Enrique BRINKMANN

    (Málaga, 1938)

     

     enrique brinkmann.estampa japonesa.mirar un cuadro.coleccion ars citerior

     Estampa japonesa. 2002.

    Óleo y grafito sobre malla de acero.

    66 x 56 cm.

      

    En su última etapa, que abarca desde 1999 hasta este momento, Brinkmann se plantea problemas sobre el espacio y la profundidad, empezando a trabajar sobre malla de acero como  soporte transparente, con óleo y grafito. La malla es sujetada a un bastidor de metacrilato o metálico, lo que da tridimensionalidad a la obra, por medio del juego de luces y sombras proyectadas en el muro. Estampa Japonesa cumple a la perfección la búsqueda del autor. Posiblemente sea Guillermo Busutil quien mejor ha definido esta etapa del autor: “Consigue ocupar el espacio, con una sutilidad de líneas y de manchas gravitatorias que se relacionan conformando áreas geométricas de una aparente y engañosa espontaneidad que, sin embargo, comparten un orden y una libertad”.[1]

    Javier Martín

     



    [1] Guillermo Busutil: ”Pentagramas para sentirse / Cartografías para pensar”, en Enrique Brinkmann, Cartografías 2001/2004, Diputación de Málaga, 2005.

     

    © Javier B. Martín. Todos los derechos reservados.
    Free Joomla! templates by Engine Templates