Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

Entrega 50. Víctor Cámara. La casa del tío Antonio

La casa del tío Antonio

Víctor Cámara. 2009

 

                 

Víctor Cámara. La casa del tío Antonio. coleccion ars citerior comunidad valenciana 

 

 

Noto que mi vida se extinguirá pronto, apenas dos o tres semanas me quedan de existencia. Lo comprendo porque ya no me duele nada y tampoco presto atención a amenazas como la que desde hace unas semanas tengo frente a mí. Esa grúa que se eleva al cielo, abriéndose paso entre árboles centenarios a los que he acompañado durante toda su vida, y que dan a este paraje la atmósfera de un cartón paisajístico pintado por Goya.

Durante muchas décadas estuve alejada de la ciudad, ésta apenas era visible desde la parte más alta del pequeño huerto que me rodea, del que un matrimonio con siete hijos apenas conseguía extraer su sustento, con la pobre ayuda de un exiguo rebaño de cabras y ovejas.

Sólo uno de entre todos los hijos de aquel grupo de analfabetos, comprendió que aquella vida no era la mejor posible, y que el autoaprendizaje podría ser la vía de escape para su mente inquieta. A este propósito se encomendó, destinando sus pequeños ahorros a la compra de manuales de física, química y matemáticas. Con los años, llegó a publicar un libro de problemas de trigonometría.

Todos los demás que me habitaron, no dejaron ninguna huella en mi memoria, pero no por eso estoy triste. Me vale el solo recuerdo de aquel muchacho que supo superar la adversidad y la pobreza, usando el saber y la inteligencia.

Ahora, ya apenas queda nada de mí en que me reconozca. Mis muros, anteriormente encalados en blanco con las ventanas en azul añil, han sido sustituidos por dibujos pueriles y carteles de “se vende”. Oyendo el sonido del aire al deslizarse por los huecos de mis paredes, aquí continuo, mientras espero la destrucción.

 

Comentario

Será por la similitud de mi vida con la de la casa de este relato, por lo que estoy escribiendo estas líneas. Vida como la de muchos de mi generación: infancia en un medio con muchas necesidades primarias no cubiertas, llegando al hambre en ocasiones. Juventud y madurez viendo cómo muchos familiares y amigos iban desapareciendo tempranamente y yo permanecía para decirles adiós.

                                                                      P.D.

                                                 Autodidacta

 

 

 

Powered by Bullraider.com