Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

Guillermo Lledó. Materia de silencio

Guillermo Lledó. Materia de silencio

 

Guillermo Lledó (Madrid, 1946) inaugura el próximo 25 de marzo de 2017 la exposición Guillermo Lledó. Materia de silencio en el Museo Salvador Victoria, en Rubielos de Mora. Se podrá visitar hasta el 25  de junio.

 

Guillermo lledó. Materia de silencio

Tapa-2

 

GUILLERMO LLEDÓ. METONIMIA DE LA CIUDAD.

La metonimia ó trasnominación, (del griego μετωνυμία, μετ-ονομαζειν 'nombrar allende', "dar o poner un nuevo nombre") es un tropo o fenómeno de cambio semántico por el cual se designa una cosa o idea con el nombre de otra, sirviéndose de alguna relación semántica existente entre ambas. Son frecuentes las relaciones semánticas del tipo causa-efecto, de sucesión o de tiempo o de todo-parte. Se sustituye un término por otro, según la relación de causa-efecto, autor-obra o contigüidad.

La metonimia, en literatura, se refiere a la práctica de no utilizar la palabra formal de un objeto/sujeto y en lugar referirse a ello mediante el uso de otra palabra que está íntimamente ligada al nombre formal/palabra. Es la práctica de sustituir la palabra principal con una palabra que está estrechamente vinculada a ella.

Desde la publicación de George Lakoff de Metaphors We Live By (1980) (en su versión castellana Metáforas de la vida cotidiana, 2001) la corriente intelectual conocida como lingüística cognitiva ha retomado el estudio de la metonimia como fenómeno conceptual que junto con la metáfora conceptual constituye un mecanismo básico de organización lingüística básico a nivel tanto sincrónico como diacrónico. La metonimia no es, sin embargo, un fenómeno exclusivo de la organización lingüística sino que es reconocida por las ciencias cognitivas como una operación cognitiva general fundamental en procesos cognitivos básicos como la percepción, la atención y la memoria.

Volviendo a la índole semiótica de la metonimia, las principales modalidades de metonimia se dan según la relación de los términos en juego: de continente a contenido; de materia a objeto; de lugar de procedencia; de lo abstracto a lo concreto y del signo a la cosa significada o viceversa.

La metalepsis (del griego μετάληψις, 'participación') es un tropo del conjunto de las metonimias en el cual se nombra o toma al antecedente por el consecuente o viceversa. Usando una terminología típica de la semiótica, puede decirse que la metonimia es el desplazamiento de algún significado, desde un significante hacia otro significante, que le es en algo próximo. En el mundo de la retórica audiovisual, también es entendida como la ruptura de la lógica o el salto brusco de un nivel narrativo a otro.

La ciudad tiene dos posibles acepciones. Por un lado la latina, romana de civilitas, civilización -en esto sigo a Henry Pirenne- y por otro la semítica, del árabe مدينة madīna medina’, literalmente lugar de la religión (ma lugar y dīn religión), -en esto sigo al filólogo semítico que hay en mí-.

Que Guillermo Lledó ha optado por representar la primera, no cabe duda. Si en una primera etapa de su quehacer -mediados de los setenta, hasta el ochenta y uno- se servía de una pintura hiperrealista que nos mostraba la ciudad en sus múltiples peripecias; de un tiempo a esta parte, se sirve de la escultura, de algunos de sus elementos de la ciudad, aislados, para hablarnos igualmente de la misma. Sus tapas, sus marquesinas, sus vallas, sus pantallas o cubiertas traslúcidas, sus contenedores, sus señales, sus palés, sus cabinas, sus tragaluces, nos están hablando de la ciudad sin nombrarla. Nos habla de un mobiliario urbano, de una suerte de lo que en un futuro devendrá en una arqueología industrial, que nos definirá en nuestra cotidianeidad a través de unos sucintos elementos de lo urbano.

Estas representaciones, estas obras, las emparejo con el artista Dan Graham. A ambos les preocupa la percepción del público; el uso del espejo o del reflejo, como elemento arquitectónico; la arquitectura; el humor, sentido importante en el arte contemporáneo y más perteneciendo al conceptual, asociado a la seriedad; las periferias, la fascinación por el espacio urbanizable, los suburbios, las aglomeraciones urbanas, no en el sentido alienante del mismo. Veo muchas concomitancias en sus trabajos y planteamientos.

Elemento muy significativo en su obra es el silencio. El silencio como respeto, como forma exterior de la búsqueda interior. El silencio como capacidad de aislamiento, de intensidad, de profundidad. El ruido lo entendemos como ruptura, como una irrupción. En su caso el silencio remarca, detalla, incide. Nos hace fijarnos. Es, en realidad, una agudización de la mirada, de la memoria, una nueva mirada. En realidad es su proceso. Destaca un elemento, que aísla y nos muestra individualmente, para hablarnos de otras cosas. Sus piezas que acarrean una gran cantidad de bocetos, planos y croquis: nos recuerdan más bien a un ingeniero, a un arquitecto, a un arqueólogo del futuro. Son silencio en sí mismas, respeto al elemento, respeto a la parte, respeto al todo.

Silencio que, en su manifestación más radical, le lleva a esos monocromos, a esos papeles de un solo color, característicos también de sus últimas producciones. A lo esencial.

Aislar. Remarcar. Incidir. Al igual que Marcel Proust, piensa que todo está dicho, pero como nadie escucha hay que volver a repetir.

Lledó ha provocado una iconoclastia, una alteración de las funciones, una apertura polisémica, unos nuevos significados de la apropiación de lo cotidiano, de esas formas reconocibles de carácter utilitario o arquitectónico, de esa abstracción de las formas de la ciudad. Del espacio, de la experiencia. Esto nos requiere una agudización de la mirada. Y es que -como apunta el lema de Antoni Muntadas-, «La percepción requiere participación».

© José Luis Martínez Meseguer, marzo de 2016.

 

 Guillermo lledó. Materia de silencio

Tapa-2

 

Powered by Bullraider.com