Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

Leguey

LEGUEY (Elche, 1951)

Los espejos y las sombras se asemejan, ambos nos siguen adonde vayamos, dibujando contornos fieles de actitudes y movimientos (kinesis) que son compinches...y, por momentos, divertidos por la complicidad.

Pero hay algo en  las sombras que no es el reflejo de nada. Es la ausencia de todo. Es silencio. Es luto. Es vacío de belleza y fealdad, de presencia y ausencia.

Salvo que un artista, imbuido de ambas formas, quiera, desee y pueda mezclar, como en una paleta de pinturas, esas dualidades que se atacan y defienden, que sienten horror y alegría, miedos y valentías, Eros y Tanatos, placer y displacer. Al fin, vida y muerte, donde todo y mucho más de lo anterior descrito, está, sí, barnizado de mil capas superpuestas en bizarras formas, que el artista, quizás,  nunca imaginó.

Y nosotros sí imaginamos saliendo a pasear con nuestras sombras .

Únicas e irrepetibles. Pero exclusivas. Para crear un paseo por el universo que no sabemos adónde nos llevará o qué sombras son producto de nuestra enigmática luz...

Aunque las sombras de las moscas no nos digan aparentemente nada. Algo hay allí...

Queda en nosotros desvelarlo...

Dr. Gerardo Javier Crespo,  Médico Psiquiatra.

Add a comment (0)

Antoni Miró

Antoni MIRÓ (Alcoi, Alacant, 1944)

Antoni Miró es un pintor comprometido con la sociedad en que vive, con su país y con su lengua. Ha pasado su vida dedicado a pintar en la soledad de la noche, con un orden y meticulosidad que es la admiración de todo el que visita su estudio.

Viajero incansable, toda la documentación gráfica que recopila disparando su máquina fotográfica es el origen de excelentes series. En las dos que dedica a museos y rascacielos, Manhattan Island, utiliza el soporte que denomina escultura-objeto. Ambas muestran el poder económico, político e ideológico que hay detrás de este tipo de construcciones. Los edificios representados podríamos interpretarlos como signo de avance y mejora, pero también como un lujo desmesurado. La serie que dedica a los museos muestra la superficialidad y la riqueza externa,  tal vez porque, en ocasiones, su interior es pobre en ideas. De todos es sabido que la proliferación de instituciones museísticas ha dado lugar a magníficos continentes y, en algunos casos, a grandes vacíos internos.

En  la serie que dedica a las ciudades, habría que comparar las obras que muestran a transeúntes, obreros, indigentes, etc., con aquéllas dedicadas a los rascacielos o a los museos, donde suceden o se muestran cosas incomprensibles para la gente. corriente. Muchas veces, esa ostentación desmesurada acentúa la división ya existente entre los habitantes de nuestras ciudades

 

Javier B. Martín

Agosto 2010

Add a comment (0)

Oscar Martín

Óscar MARTÍN

(Burgos, 1972)

"Tú, ahora."

Esta obra se divide en tres partes:

La montaña y el ser antropomorfo que corona su cima representan el pasado. Nos dirigen directamente a tiempos ya acontecidos, a rituales, a personas que veneraban y convertían sus creaciones en representaciones e iconos espirituales a los que rendirles sus respetos e invocarles para agradecer, solicitar y depositar en ellos las soluciones de su día a día. La montaña está realizada en acero carbono. Su oxidación representa la tierra y las curvas de nivel. Una escalera expresa la evolución, paso a paso, hasta llegar a la cima. El ser antropomorfo está construido en bronce y representa los antecedentes de vida, los seres vivos que dieron origen al ser humano.

El paisaje de fondo nos vislumbra el futuro, incierto, sin definirse, con un color neutro. Llena el espacio y se entiende que ha de llegar, pero aún no está formado.

Y la parte real, auténtica, original y única, eres tú, ahora. Tu representación es la figura humana de la cima de la montaña, tu rostro llena la cavidad de su cabeza para formarte en él. Tu cuerpo es de aluminio, elemento del ahora. Estás en la cima y a la vez cerca del precipicio, estás contento y te sientes libre y único. Eres quien puede servir de enlace entre lo que fue y lo que será y quien puede, desde la altura, sentir el ritual y visualizar el paisaje donde estarás mañana. Tienes la mirada, he aquí, tú. Bienvenido. Repite conmigo: “Soy yo, soy único, formo parte de un todo, soy la esencia, lo macro y lo micro. Yo soy tú, estoy aquí y ahora. Y este momento es único. Formo parte de ti, a la vez que todo forma parte de mí. Te agradezco tu AMOR, te agradezco la VIDA. Lléname de LUZ para iluminar mi camino, permíteme ser consciente de mí y de ti”.

Óscar Martín.

Burgos2010

Add a comment (0)

Rafael Macarrón

Rafael MACARRÓN (Madrid, 1981)

Rafael Macarrón es el pintor más joven de los representados en esta exposición. Su trayectoria es corta pero brillante y su obra ya posee un lenguaje y mundo propios.

Aunque él declara haber estado fascinado en un principio por la obra de Eduardo Chillida, vemos en su trabajo actual la incorporación de elementos que nos recuerdan que ha convivido con obras de maestros como Juan Barjola y Alfonso Fraile. Del primero reconocemos ciertos personajes que aparentan ser perros, pero, a diferencia de Barjola,  en los cuadros de Macarrón estos animales son protagonistas felices. Respecto a Fraile, en ambos hallamos protagonistas repletos de ironía, pero mientras que las figuras de Fraile son como peleles de los que muchos se reirían o dignos de compasión, en el caso de Macarrón son personajes triunfadores en su mundo imaginario, dignos de admiración en una sociedad en la que prima el triunfo y la superficialidad.

La galaxia circular nos muestra todo un mundo nuevo, con unos colores atrevidos e intensos, en los que se mueven las estrellas y sus personajes con ellas. A quienes les gusta pensar que la pintura no ha muerto, que todavía quedan muchas cuestiones por tratar y que aún quedan campos plásticos por descubrir y en los que profundizar, aquí tienen un pintor que tiene mucho por decir, por enseñar.

 

Javier B. Martín

2009

Add a comment (0)

Carmen Calvo

Carmen CALVO (Valencia, 1950)

 

Carmen Calvo se define a sí misma como una pintora en relieve. La obra que nos ocupa parece, a primera vista, un inventario de objetos, el resultado de la labor de un entomólogo. En realidad, la artista pretende darle a la pintura otra dimensión, sacar el volumen del plano, trasladar el lenguaje de la pintura a la escultura. La emoción del momento, el gesto de la mano, sacar la materia del tubo, una suerte de pintura fosilizada. Las piezas así ordenadas, los objetos enumerados, son fragmentos de barro cerámico o gres cocido e intervenido al óleo. Aunque podría parecerlo, curiosamente no se considera coleccionista ni cacharrera. Para ella,  el objeto es el volumen, la forma; el objeto va a ella, no va ella en su búsqueda. Configura sus paisajes con el referente de los paisajistas de la generación de Ortega Muñoz, Genaro Lahuerta y Benjamín Palencia. Un intento de organizar su propia memoria.

 

José Luis Martínez Meseguer

Add a comment (0)

Dolores Balsalobre

Dolores BALSALOBRE (Alacant, 1948)

Dolores Balsalobre se encuentra en un momento de su trayectoria muy interesante. Curiosamente, en lugar de acomodarse, en vez de haber seguido por los caminos ya aprendidos, ha dado un giro radical a su quehacer. A la amabilidad de sus anteriores paisajes  contrapone ahora unos paisajes -que parecieran interiores, de su alma-en los que a base de un solo color, diluido, quitando pintura más que colocando, con trazo brioso, enérgico, nos ha trasladado al lienzo lo que ve del paisaje, haciendo paisaje.

José Luis Martínez Meseguer

Add a comment (0)

José Díaz Azorin

Pepe AZORÍN (Yecla, Múrcia, 1939)

Como buen vate, Pepe Azorín se sirve de tropos o figuras retóricas para su quehacer. Usa de la metáfora cuando dibuja una paloma, pues nos está hablando de la Paz. Pero, en él, es más habitual el uso de la metonimia, en este caso de la sinécdoque, lo que coloquialmente suele llamarse el sentido figurado. Designando al todo por una parte; no existe una sustitución completa, como sí existe en la metáfora. Azorín se sirve de la mano para designar al hombre, de la cepa para designar su paisaje. Sobre unos fondos habitualmente blancos, neutros, ubica una de sus partes, la más significativa para él, para designarnos el todo al que pertenecen.  Si en el paisaje alicantino la mayoría de las referencias son del verdor de la montaña, pensemos -por ejemplo- en las deliciosas  vistas del valle de Guadalest de Emilio Varela o Enrique Lledó. Azorín nos muestra el paisaje a través de una particularísima visión, casi microscópica, que nos sirve para completar el todo del que nos habla. Nos habla de aridez, sequedad, dureza, de la vertiente de sotavento, de nuestro paisaje más característico. Quizás habla de nosotros mismos.

José Luis Martínez Meseguer

Add a comment (0)

Alfredo Alcain

Alfredo ALCAÍN (Madrid, 1936)

 

Alfredo Alcaín, pintor representante del Pop Art Español. Su cuadro oscila entre el pop y el realismo crítico, buscando no tanto el reflejo de la sociedad de consumo, como el reflejo de la realidad urbana madrileña. En su obra reciente también indaga en la abstracción geométrica. Su creación se caracteriza por la diversidad de soportes, recursos y técnicas, incluidos el cartel, el collage y hasta el bordado. Alcaín no acostumbra a pintar paisajes, pero sabemos que es artista que gusta de realizar esporádicamente y de forma aislada algunos trabajos que no tienen una continuidad en su quehacer. Es el caso de “Nocturno I” y “Nocturno II”, obras paisajísticas de pequeño formato y en las que utiliza una amalgama de materiales, entre los que encontramos tintas y pegamentos de alta densidad. En una de sus últimas series, dedicada al bodegón, realiza unos excelentes homenajes a pintores como Morandi o Zurbarán.

 

Javier B. Martín

2009

Add a comment (0)

Manuel Hernández Mompó

Manuel Hernández MOMPÓ (València, 1927- Madrid, 1992)

Mompó representa la búsqueda de un lenguaje original y primario, que irá formando un universo propio y característico. En su obra nos muestra un mundo lleno de representaciones simbólicas y lúdicas, nos describe situaciones aisladas, cotidianas y llenas de vida, con una cierta similitud a las formas de la pintura infantil, situaciones que van surgiendo espontáneamente de la mano del autor. En palabras del propio pintor: “Sin cálculo, dejándose llevar por lo espontáneo hacia el espacio transparente, sin fin. Es mucha suerte no saber lo que va a salir en un cuadro. Lo nuevo me saluda siempre” (1).

Mompó preparaba las telas, aparentemente blancas, con grises luminosos para evitar que se impusiera el fondo sobre las figuras o los grafismos, para que, en definitiva, no dominara sobre la historia que quería contar. Así ocurre en Quiosco con vendedor. Si somos capaces de sumergirnos en el lienzo y nos aislamos de lo que nos rodea podremos imaginar el bullicio de la escena, con sus gentes y sus formas de vida.

En la obra de Mompó se aprecía también la luz y los colores mediterráneos, como en otros pintores de la muestra. Para todos los que han nacido cerca de este mar, una luz necesaria para sentirse plenamente vivo.

 

(1)  Manuel H. Mompó, Cinco miradas, catálogo exposición Galería Juan Gris, Madrid, 2001.

 

Javier B. Martín

2009

Add a comment (0)

Diego Moya

Diego MOYA (Jaén, 1943)

Lejos quedan las construcciones lumínicas de tipo normativo que el artista realizaba en los años setenta, pero si algo caracteriza su obra es la preocupación por la luz.

Es a partir de 1996 cuando el artista empieza a utilizar los intensos azules en sus creaciones. En una primera etapa son oscuros y sin destellos, para ir luego aclarándose llegando al azul claro y al añil. Y, por supuesto, es el color azul el que invade el lienzo que podemos ver en esta exposición, pues a ningún observador se le escaparía que en Sagar I está representando un paisaje con todo su lirismo. En esta obra la luz surge del dorado, que se abre camino entre estratos del azul y se esparce en ramificaciones por todo el cuadro. Un dorado que surge desde dentro, como resquebrajando las capas de pintura dadas previamente.

La figura que centra la imagen bien nos pudiera hacer pensar en un árbol de cuyo interior emana una luz intensa; o en un río con sus bifurcaciones discurriendo entre valles y montañas, un río de oro del cual llegamos a ver su desembocadura.

 

Javier B. Martín

2009

Add a comment (0)