Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

Abel Martín, serígrafo.

Abel Martín, serígrafo.

En el presente año se han cumplido veinte años del fallecimiento de Abel Martín, por lo que hemos querido proponer esta exposición en su recuerdo. Bajo el título “Abel Martín, serígrafo”, pretendemos por un lado poner en valor la obra gráfica por la importancia que ha tenido en la divulgación del arte contemporáneo, y por otro, exponer una serie de serigrafías estampadas por Abel Martín, introductor en España junto a Eusebio Sempere de esta técnica.

En dicha muestra, perteneciente a los fondos de la  colección Ars Citerior,  podremos observar entre otras una obra del que fuera su maestro, el cubano Wilfredo Arcay,  con quien trabajaría en París, aprendiendo todos los secretos de esta técnica nueva en la capital francesa. Una muestra de la buena relación entre maestro y discípulo podemos verla en su dedicatoria: “Al buen amigo y colaborador. Arcay”.

Antes de su vuelta a España en 1958, conocería a Roberta, la hija de Julio González, quien le encargaría realizar dos serigrafías sobre obras de su padre, que también podemos contemplar en esta muestra. Dicha estampación se produjo con gran meticulosidad, pues Abel repasó a plumilla una a una toda la tirada.

Debido a su relación con el denominado Grupo de Cuenca, estampó por encargo de Fernando Zóbel las primeras carpetas para el Museo de Arte Abstracto de Cuenca entre los años 1963 y 1964. De dicha época podemos ver en esta muestra las realizadas para Antonio Lorenzo y Manolo Millares, perfectas estampaciones de lo que fueron las primeras serigrafías en nuestro país. Trabajaría también con otros artistas de este grupo, como Guerrero, Mompó, Rueda, Torner y Zóbel. También sería el serigrafísta de más de las ciento cincuenta obras gráficas del reconocido pintor geométrico Eusebio Sempere.

En cuanto a la producción propia de Martín, duró un breve tiempo que abarca de 1968 a 1972. Destacables son sus obras realizadas durante los seminarios del Centro de Cálculo en la Complutense de Madrid a finales de los sesenta. Durante esta época de plena investigación, Abel utiliza las líneas dibujadas por las computadoras de dicho centro, realizando sus composiciones óptico-cinéticas a partir de familias de curvas matemáticas. Tras esta fecha solo realizó alguna obra suelta, como la que veremos en este homenaje a este artista aragonés: una obra de 1979 que se considera la última original que realizó.  

 

Javier Martín.

Octubre, 2013.

Powered by Bullraider.com