Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

DIS BERLIN. Un mundo pintado. Paisajes y bodegones

DIS BERLIN. Un mundo pintado. Paisajes y bodegones


Lugar: Museo Salvador Victoria, Rubielos de Mora (Teruel)

Inauguración: Sábado 6 de abril de 2019, a las 19,30h.

Abierta hasta el 23 de junio de 2019

Horario: Sábados de 11 a 14h y de 16,30 a 19,30 h. Domingos y festivos de 11 a 14h .

Comisario: Ricardo García Prats y Javier Martín


dis Berlin. Un mundo pintado.Paisajes y bodegones. colección Ars Citerior


Cuando vemos las exposiciones de Dis Berlin nos damos cuenta de que estamos ante un pintor de amplia cultura, capaz de entrelazar como nadie lugares, personas e ideas. Sus conocimientos en literatura, música y cine se ven reflejados siempre en los temas de sus cuadros con los paisajes no visitados o en aquellos en que Eva es el eje del universo. Pero el autor también sabe ahondar en los sentimientos que emergen de la amistad, de la familia o de la soledad.

 

Dis Berli. Paisajes y bodegones. Bodegon cosmico. coleccion ars citerior

Bodegón cósmico. 2013. Óleo / algodón montado en tabla, 62 x 60,5 cm.

 

Estas visiones de su mundo pictórico son las que hemos querido mostrar en la exposición “Dis Berlin. Un mundo pintado. Paisajes y bodegones”. Realizada con fondos de la Colección Ars Citerior, hemos seleccionado diecinueve lienzos, que datan de los últimos quince años de la producción del artista.



Dis Berli. Paisajes y bodegones. amigas. coleccion ars citerior

Amigas 2013. Óleo / algodón montado en tabla, 38 x 38 cm.


Dis Berli. Paisajes y bodegones. coleccion ars citeriorLas ilusiones perdidas.

Las ilusiones perdidas. 2018. Óleo / lino montado en tabla, 50 x 77,5 cm.

 

Ilusiones perdidas, con un barco varado en el desierto que nos puede hacer recordar los buques abandonados en el Mar de Aral, pero donde Dis Berlin nos muestra una imagen menos cruda, más poética, con un desierto nada agresivo, con oasis, donde un vapor de ruedas nos hace pensar en los agradables paseos fluviales que a mitad del siglo XIX surcaban el Misisipi. Navíos que por su efectividad también fueron utilizados en lugares como el Congo, transportados pieza a pieza, a hombros de porteadores, desde la costa hasta la zona navegable del río. Para los amantes del cine no se nos escapa ese recuerdo de Fitzcarraldo intentando cruzar la selva amazónica a bordo de un navío a vapor con el fin de hacerse rico con el caucho para poder construir un teatro de ópera en plena Amazonía.





Powered by Bullraider.com