Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

SEMPERE ÚLTIMO

Adjuntos:
Descargar este adjunto (Sempere último.pdf)Sempere último.pdf[ ]424 Kb

SEMPERE ÚLTIMO

 

Por Javier Martín

(Texto publicado con motivo de la edición de la revista Canalobre 69. Atlas Sempere)

 

Intentar dar un poco más de luz de los últimos años (1980-1985) que vivió Eusebio Sempere, es hablar de una vuelta a la temática del paisaje, de la edición de su carpeta de serigrafías más luminosa, y de escultura en diferentes formatos. Todo ello marcado por su enfermedad y la toma de conciencia de su propio final.

Abel Martín fue el único testigo que a diario acompañó y colaboró con Sempere, tanto por ser el amigo fiel durante más de veinticinco años, como por propia decisión del pintor de Onil, al no querer que nadie más se ocupase ni de su obra ni de los cuidados que a diario necesitaba a consecuencia de su enfermedad. En el presente texto haré referencia a aspectos  vividos en propia persona y a hechos que me fueron narrados por el propio pintor o por Abel Martín.

 

1980

Los reconocimientos oficiales por su trayectoria comenzaron en la nueva década al serle concedida la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, que le fue impuesta el 29 de mayo, en el Museo del Prado, por el rey Juan Carlos I.

Se publicó la obra «Sempere», escrita por su amigo y crítico Julián Gállego. Edición a cargo de la Galería Theo, libro referente para conocer los trabajos semperianos realizados en la década de los setenta, gracias a las numerosas reproducciones que contiene.

El cinco de marzo se inauguró, en la Biblioteca Nacional de Madrid, dependiente de la Dirección General del Patrimonio Artístico, Archivos y Museos del Ministerio de Cultura, la «Exposición antológica (1946 -1979)», una muestra con ciento setenta piezas. Coincidiendo con esta exposición retrospectiva-antológica, escribió Sempere:Ha de pasar mucho tiempo para que la pintura pueda ser juzgada con un mínimo de ecuanimidad. Y hasta es posible incluso que la gente del mañana sea muy benévola con mis creaciones.[1]

En lo referente a su producción, el artista de Onil tuvo un año intenso principalmente en el campo de la serigrafía. Tras una selección de las lecturas del salterio, edita la carpeta «La luz de los Salmos», donde el misticismo alcanza altas cuotas gracias a la maestría en el manejo de la luz que sale del interior de cada una de las estampaciones.

LEER MÁS

Powered by Bullraider.com