Leyendo cuadros. Mirando historias


>> Listado de todos los relatos publicados 

Entrega número 48
Postludio. José Mª Yturralde
José Mª Yturralde
Postludio
VER

Documentos de introducción
 Introducción de Javier Martín 
 Introducción de Ana Álvarez 
 Listado de autores 

Login

Ars Citerior

FÉLIX CURTO. EXTRAÑAMIENTO Y CONSCIENCIA

FÉLIX CURTO. EXTRAÑAMIENTO Y CONSCIENCIA

por

ALFONSO DE LA TORRE

En el catálogo de la exposición de Félix Curto en DA2, Salamanca


felis curto.alfonso de la torre


De un lado al otro.  De un lado al otro.

Concibiendo un espacio fantástico cuya lectura parece no cerrarse: perseguidor de territorios, lugares, situaciones, objetos, paisajes o cosas.  Exteriores e interiores, transita Félix Curto (Salamanca, 1967) de una cita a otra como expandiendo registros en donde quien contempla va, desde el encuentro con un punto apartado del mundo, a la reunión de elementos que parecen mencionar un lugar sin fin, revelando la sensación abrumadora de, aun mostrándose, quedar todo por ver.   Una cierta percepción distraída como clave de la experiencia, tal dijera Benjamin, que Curto parece trasladar hacia las imágenes cuyo valor y persistencia declara, a la par que las eleva en el espacio.   Como una revelación que fuese parte de la trama, estrellas únicas reinan en sus ojos, evocando uno de sus títulos seriales, a la par de latencia portarán sus obras una cierta impresión de extrañamiento, ostranenie, que nuestro artista muestra como emblema de su ser contemporáneo, como un tono, tal un nivel de consciencia.

(...)

Hojeaba estos días por casualidad la “Memoria personal” de Tàpies.   Se abre con una cita de Lie Tsen: “Hou K’ieou-tsen decía: ¿cuál es el objetivo supremo del viajero?  El objetivo supremo del viajero es ignorar a dónde va”.   Claro, siempre que pienso en Mister- Soul-Curto deviene la imagen del artista romántico, capaz de sentarse en la mesa del tiempo con Kerouac o ciertos artistas beat y entremezclada su aurática obra (hey, Walter), en monólogo interior, con el elogio de las visiones del camino, on the road: música, libros, objetos, lugares, recuerdos, personas o emociones.    Es su quehacer el diario de quien ha cruzado espacios y tiempos, quien vio el mundo y nos lo trae de retorno.  Dejadme soñar.   Y, como creador, ese dietario nos muestra la esencia de su devenir vital, con frecuencia en territorios de extrañeza a la par que, generoso, luego nos revela el testimonio de ese existir en el espíritu.  Y tras ello, -belleza discreta y no obstinada solo en esplendores-, mostrarse leve y vacío, como quien se detiene ligero en el recodo del camino.  Refulgiendo quedarán sus imágenes, narraciones poéticas que sentencian que el artista de nuestro tiempo será aquel devenido un ser singular, único, encontrado con el espacio tembloroso del mundo. 

En este lugar, parece asentir Curto, encontré belleza, hallé reposo.

 
 
 
 
 
Powered by Bullraider.com